La palabra mágica y también más temida en el mundo, No. Será una de las más pequeñas en número de letras pero grande en significado e impacto. De esas palabras que parecen vetadas a decirse.

Es simple, son solo 2 letras y se dice rápido, contundentemente. NO. Sin excusas, sin lloros, simplemente no. Y punto.

¿Por que debemos aprender a decir no?

Por que nos va la vida en ello, y tenemos que escuchar más a nuestro corazón. Por que muchas veces nos asaltan miles de cosas y hay que aprender a cuales de ellas decir que si, y cuales decir que no. Situaciones en las que decir NO:

  • Cuando un cliente te dice que trabajes por la mitad de lo que le has presupuestado.
  • Cuando un cliente exija más de lo que esta dispuesto a pagar.
  • Cuando no te salga a cuenta ese cliente.
  • Cuando tu corazón te diga que no debes aceptar el trabajo.
  • A los clientes toxicos.
  • A proyectos que no te van a traer nada bueno.
  • A acuerdos donde solo gana una de las partes y la otra se sacrifica.
  • A regalar tu trabajo gratis sin ganar nada a cambio.
  • A trabajar por publicidad con un cliente que tiene dinero para pagarte.
  • A trabajar por que pongan tu nombre en pequeño en el final del texto.
  • A no valorar tu trabajo
  • A no valorarte a ti mismo.

Y miles de situaciones que diariamente nos llegan. Muchas de ellas sabemos que tenemos que decir que no, pero aun así, nos puede la parte “racional” y decimos que si con la esperanza de hacer un trabajo que guste y eso nos aporte nuevos contactos o clientes. La realidad es que aceptando condiciones que no nos benefician, no conseguiremos nada, ni ahora ni en el futuro. Y lo peor es que lo sabemos.

Si has llegado hasta aqui, estarás pensado en que todo lo he dicho es muy bonito, pero es complicado decir que no. Esto es así por que muchas veces, relacionamos el no, con el rechazo. Y nos sentimos culpables cuando rechazamos una idea o un cliente. Pero no todos son nuestros clientes ni nuestros proyectos. Hay que dejarlos pasar.

Pero tener esta palabra en tu vocabulario es muy necesario.

Ventajas de decir no.

  • Te dara tiempo para pensar tu propuesta.
  • Puedes proponer una alternativa que te haga llegar a un acuerdo win-win.
  • Tienes el control de lo que haces, de tus intereses, de lo que quieres.
  • Aumentas tu autoestima. El poder de elegir para quien trabajas y para quien no, hara que no te sientas culpable si las cosas se ponen feas.
  • No tienes que servir a todo el mundo. No todos los clientes son tus clientes.
  • Te permite establecer tus propios limites, tus precios.

Conclusión. El no es tu amigo.

Haz parte de ti el decir no, por que el mundo esta esperando a los valientes que se nieguen a decir siempre si a todo.

Pd: Tomalo con moderación, no quiero que dejes de tener amigos, o dejes de salir de casa por mi culpa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies