Glasgow, primera parada del viaje

Glasgow, primera parada del viaje

El martes cogí un vuelo desde Madrid a Edimburgo. Y de ahí un autobus directo a Glasgow, me dejo la capital de Irlanda para el final del viaje. El objetivo del viaje, es ir a la Copa del Mundo de MTB que celebra su segunda prueba en la localidad escocesa de Fort William.

Pero los entrenamientos y la carrera en sí, no empiezan hasta el jueves, incluso el viernes. El jueves es para inscripciones y bajar por primera vez el circuito de la prueba.

Eso si, el jueves solo se puede bajar andando. No se puede ir con la bici, así que los riders aprovechan para mirar las trazadas, y por cual es el mejor sitio para bajar todas las partes del circuito.

El viernes, en los entrenamientos oficiales, tendrán el tiempo necesario para ver como hacerlo con la bici y si esas trazadas que hacían el día anterior mentalmente son la mejor y más rápida forma de bajar el trazado del circuito.

Visita turistica en Glasgow

Pero antes de ir a Fort William, toca pasarse de visita al amigo exiliado, o como diría algun político, el que opto por la movilidad internacional. Y como vive en Glasgow, pues allí que vamos.

Una ciudad llena de contrastes. Con unos edificios industriales, modernos, victorianos, etc. Una mezcla extraña presidida por su catedral gótica, rodeada con su necrópolis impresionante. La verdad es que ambos conjuntos me parecieron lo más bonito e importante de la ciudad.

Al menos en cuanto a lo “antiguo” de la ciudad. Glasgow es un lugar especial, en el que perderse cámara en mano, no un día, sino varios. Descubrir rincones ocultos, que guardan grafittis impresionantes o edificios de estilo moderno integrados con la ciudad.

Catedral de Glasgow

Catedral de Glasgow

¿Espectacular, verdad? Además tube la suerte de que el tiempo me respetara en mi paseo, dejándome con un cielo de nubes y claros que le favorece mucho.

Mañana empieza lo bueno. Pero eso te lo cuento mañana.

 

 

El Drogas, cantante de Barricada

Esta foto pertenece al Photowalk de Canon y Fotocasion guiado por el fotógrafo Antonio Liebana, y del cual pondré más fotos según vayan saliendo del horno.

Realizada con mi cámara, Canon 1D Mark 3 y un Canon 50 mm 1,2, que no tengo y fue prestada por Canon para el evento. Casi diria que me he enamorado.

Al ser fotografía callejera, muchas veces hemos visto retratos de este tipo pasados a Blanco y Negro, pero en esta ocasión prefiero el color. Creo que le aporta mucho a la foto que el bokhe del objetivo tenga esos colores.

 

"El Drogas"

 

 

En momento de hacer la foto no sabia quien era, me lo contaron después. Intentare hacérsela llegar.

 

Si te gusta, déjame un comentario.

Tío Pepe

Dar un paseo por Madrid cámara en mano siempre tiene posibilidades, el street photography que tan de moda esta, o en su versión española, fotografía callejera.

Ademas, hace unos días compartí una charla con un compañero y amigo sobre lo que hacer con nuestras primeras cámaras o de iniciación digitales, antes de venderlas por el poco dinero que te dan, poder darles una segunda vida.

En mi caso, tengo mi pequeña 400D, abandonada, y he decidido darle una segunda vida. Qué me acompañe a los paseos por Madrid, sacando fotos como esta. La verdad es que me encanta, y reafirma esa frase típica de fotógrafos, no importa la cámara sino el camarero.

El letrero del Tío Pepe, que ya se ha convertido casi en una enseña de Madrid y que no había visto todavía, desprovisto de todo color… El B&N creo que reafirma los claro-oscuros del logo de esta empresa, que ya no existe, pero que aun sigue presente entre nosotros.

Tio Pepe

Camara 400D + 18-55 mm

1/10 s, f/20 ISO 1600

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies