Jugándome el tipo en el Tour de Cambridge…

Hacé un tiempo estuve cubriendo el Tour de Cambridge de una manera diferente a lo que siempre había hecho en este tipo de carreras. Hasta ahora siempre que iba a una carrera de bicis de carretera, me ponía en un lateral de la carretera y hacia fotos a todos los participantes, pero en esta ocasión me toco otro puesto que nunca había probado.

El Tour de Cambridge

Esta carrera, es una prueba clasificatoria del Campeonato del Mundo UCI Gran Fondo. Unas 100 millas (160 km) de recorrido en el que participan corredores de todas las edades, incluidas personas de más de 60 años. Con más de 8.000 participantes en esta edición de 2018, salen en cajones de 100 corredores clasificados por edad.

Este tipo de salidas, hacé que se formen muchos pelotones en la carrera y donde esta el peligro de accidentes y caídas. En el video podeís ver como nos cruzamos con un participante tirado en el medio de la carretera después de un accidente. Vimos más, pero no tengo imágenes de ello y tampoco hacen falta ponerlas, ¿verdad?

Por suerte para mi y mi conductor Julian, no tuvimos ningún percance y acabamos la prueba.

En la moto mirando hacia atrás…

Como suena, mirando hacia atrás, porque directamente iba sentado al revés en el asiento del copiloto, con un conductor alemán que acababa de conocer. Y con el que no había cruzado más de 10 palabras con mi ingles básico. Pero bueno, ¿hemos venido a jugar no? Pues a la aventura.

No es una posición natural y las estriberas están hechas para que vayas mirando hacia delante. Con la espalda pegada al conductor y las piernas colgando por detrás, sin ningún sitio al que agarrarse, sin ver por donde vas, ni si viene una curva,  hay que hacer un acto de fe, y confiar en que el conductor sabe lo que hace y lo va a hacer bien.

Tour de Cambridge desde la moto

Un nuevo angulo

Decir que esta posición en la moto y en la carrera hacen que tengas la posibilidad de hacer unas fotos que de otra manera serían dificil de conseguir. Es un nuevo angulo de las fotografías de una carrera de este tipo.

Además si el conductor se maneja bien, te permite acercarte mucho a los corredores y hacerles fotos muy interesantes, conseguir que ellos te miren. Pero claro, hay que tener muy medido, por parte del conductor, hasta donde te acercas y hasta donde llegas.

En mi caso, iba con la Sony a9 + Sony 24-105 mm f/4 que es una combinación muy todoterrreno que te permite hacer fotografías con un angular (24 mm) y conseguir planos generales. O hacer retratos o retratos medios, con el zoom en 105 mm.

Os pondría más fotos, pero en esta ocasión no me quede con ninguna de las fotografías, he incluso tengo mis dudas de que esta que os pongo sea mía.

Te ha gustado el video? ¿Te gusta las aventuras que voy colgando? Cuéntame en comentarios y déjame tus preguntas, para que pueda contestarla en los próximos videos. SUSCRÍBETE en el canal!!!

Y recuerda que donde más activo estoy es en Instagram, ¿ME SIGUES?

 

 

Me cambio a Sony. Adios Canon, siempre te querré…

Pues si amigos, me cambio a Sony. Ha llegado el momento de confirmar lo que empezó hace casi un año, en octubre del 2017, que tuve la idea de comprar la Sony a9, ese camarón que todavía sigue imbatible, ni los nuevos modelos sin espejo de Nikon le hacen sombra. Verdaderamente algo complicado, porque al menos para mí, es la mejor cámara de fotografía deportiva del mercado.

Pero, comencemos por el principio, porque toda historia, tiene un principio, ¿verdad?

Mi primer amor: Canon 400D

Como todo buen milleniam, soy un fotógrafo digital, “nací” fotográficamente hablando en la época digital, con mi querida Canon 400D, una cámara de iniciación o de gama de entrada en el mundo de las réflex, con su 18-55 mm. El combo básico por el que todo el mundo ha pasado, en algún momento de su historia.

Desde ahí compré mis primeros objetivos, que recuerdo con cariño, el Canon 10-22 mm y el Canon 70-300, el Canon 50 mm 1,8… Tenía todas las distancias focales cubiertas y empecé a aprender a hacer fotos a todo lo que se movía. Daba igual, estaba aprendiendo (y sigo aprendiendo) y sólo pensaba en hacer fotos y fotos (como ahora vaya jajaja).

Creo que a la pequeña 400D, llegué a hacerle más de 200.000 disparos, y todavía funciona… Aunque hace mucho que no la uso…

Después de 5 años, y miles de fotografías, llegó el momento de buscar una cámara mejor… con la que conseguir mejores resultados y conseguir algunas características que no tenía en mi pequeñaja. En ese momento, después de mucho buscar, llego a mis manos…

La cascanueces, o en su nombre comercial, Canon 1D Mark III

El salto fue increíble, de una serie iniciación a una serie 1D. De la serie de entrada, a la gama profesional. Las cámaras grandes hechas para hacer fotos. La máquina con la que currar y trabajar mi sueño.

He de reconocer que mis primeros viajes internacionales por trabajo fueron con esta cámara y le di mil batallas, funcionando siempre a la perfección.

Más de 5 años currando a fuego con esta cámara en cualquier situación y momento, con muchas fotografías en su espejo. Pero siempre cuidándola como si fuera un tesoro (más que nada porque iba con un solo cuerpo). La joya de la corona, hasta hace poco claro.

Por aquel entonces, seguía aprendiendo y el tiempo pasaba, buscaba nuevos límites y la cámara no me los daba. Cada vez me llamaba más la atención el vídeo, y en esta cámara no lo llevaba. Pesaba mucho, unos 1.200g, y en las jornadas largas en las que no usaba monopie, me quería morir después de unas cuantas horas.

Cada día que pasaba, los motivos para cambiar se hacían más y más evidentes.Entre las candidatas estaban la Canon 1D X y Canon 1D X Mark II. Fueron mi primera referencia y en las que busqué una sustituta, pero eran igual de grandes que la que llevaba y eso me tiraba para atrás.

No tengo ninguna duda de que siempre la recordaré, como ese caballo de batalla grande y robusto que podía con cualquier cosa que le echaran. El gigante. La Cascanueces.

Te recordaré siempre, grandullona.

Sin espejo, primer contacto

Y cuando con más ahínco estoy buscando una sustituta, aparece en los medios la Olympus Omd Em-1 Mark II, un cañón de cámara, pequeña, con unos objetivos pequeños, y con velocidad, ráfaga, vídeo, enfoque endiablado… parecía que lo tenía todo. Pero todo era demasiado pequeño, incluso el sensor. Y en el sensor, y las fotos que conseguía, fue donde no me convenció.

No se puede decir que no la probara, estuve un mes con ella en casa y la saqué a más de un sitio, tenéis en el vídeo mi experiencia con la Olympus Omd Em – 1 Mark II. Al final no encontré ese punto que me acabara de convencer, y me enamorara de la cámara. Fue una decisión difícil y muy personal.

Te recomiendo que la pruebes, y que hables con la gente de Olympus España. Te dejarán un modelo y quien sabe, puede que encuentres el amor, que te guste, te convenza, y por que no, te pongas a currar con ella. Si buscas a alguien que curre con este sistema, te recomiendo a Fernando Rodríguez Marmolejo.

Sony Alpha 9, líder del sector. 

Junio de 2018, Sony presenta su nuevo modelo, la Sony a9. Un cañón especializado en fotografía deportiva y de fauna, que parece que está hecho para mí y para lo que estaba buscando. Las prestaciones de un gigante en un cuerpo pequeño. Lo tiene (casi) todo:

  • Sensor apilado, tecnología nueva.
  • Velocidad de enfoque y capacidad de enfocar sin casi luz
  • Puntos de enfoque: 693!!
  • Sensor de tamaño completo
  • Ráfaga de 20fps!
  • Obturador electrónico sin blackout (se acabó aquello de si lo no lo viste lo tienes, ahora lo ves TODO)
  • Disparar a 1/32.000 (todavía no lo he usado)
  • Disparo silencioso, si no te oyen, la fotografía es más natural…
  • Enfoque al ojo o a la cara (funcionan increíblemente bien)
  • Vídeo 4K (en vídeo es donde se puede mejorar)
  • Batería potente.
Pues si, en las anteriores generaciones de Sony las baterías eran, digamos, pobres de rendimiento (de esas que tenías que comprarte media docena). Pero en la nueva generación de baterías han conseguido lo que mucha gente estaba esperando, más duración de baterías en sus cámaras, que hacen que duren casi como una réflex (no tanto como una serie 1D, pero claro, la batería es la mitad, físicamente)
Con estas características, no me quedó más remedio que conseguir un modelo de prueba y llevármela a la Spartan Race de Valencia. En mi primera prueba con ella, me faltaba confianza en el sistema y durante casi todo el día no la usé. Al llegar la noche la cosa cambió.
Estaba en meta, en el fuego, y solo tenía esa luz.
A mi Canon 1D le costaba enfocar, pero con la Sony no fallaba una, así que me arriesgué y acabé la carrera usando esa cámara y dejando la Canon en la mochila.
Fue el principio del fin.
Mi primer día con la sony a9, Spartan de Valencia 2017
Cambios, cambios…
En diciembre de 2017, llegó el momento de tirarme a la piscina y comprar la cámara que inspiraba miedo… de la que todo el mundo hablaba, impresionados por sus capacidades, pero nadie daba el paso…
Después de mucho hablar con Pablo Gil, uno de los grandes en fotografía gastronómica y un gurú de las Sony, (No hay nada que no sepa sobre una Sony) mis dudas quedaron resultas y me hice finalmente con la Sony a9 + Sony 24-105mm f/4. 
Gracias a la gente de Fotografiarte, consegui este combo tan potente a un gran precio.
Un combo perfecto que completaba a mi equipo Canon, pero no siempre salen los planes como uno quiere.
Solución provisional, cambio definitivo
Mi idea era hacer una transición suave entre Canon y Sony. Ir aprovechando mi recién comprado equipo Sony y compaginarlo con el equipo completo que tenía de Canon. Pero poco a poco, los resultados, obtenidos con la Sony a9 fueron convenciéndome más, a medida que iba conociendo su funcionamiento y sacaba jugo a sus prestaciones.
Equipo Basella Race 2018 by Juan José Pestaña - Doblejotafotografia
Hasta que llegó el día que decidí dejar la Canon en casa, y hacer los trabajos sólo con Sony.
No podía estar más contento. Los resultados para mi trabajo son espectaculares. Se acabaron las fotografías desenfocadas… se acabó el no poder enfocar en situaciones de baja luz…no volver a llenar el buffer … el final de acabar destrozado por cargar tanto peso…se acabó el dinero en la cartera…
El siguiente paso estaba claro…
Necesitaba un segundo cuerpo para acompañar a la Sony a9 en mi aventuras por el mundo. ¿Has visto mi canal de Youtube con las aventuras?
Después de mucho leer, y ver a los compañeros que estaban trabajando con este modelo, decidí incorporar la Sony a7III a mi equipo como segundo cuerpo, para aumentar mi eficacia en los encargos, y mejorar también esos vídeos de los que te hablaba.
Hay una gran diferencia entre necesitar cambiar de lentes o poder disparar con 2 cuerpos configurados con diferentes focales. Eres mucho más rápido con 2 cuerpos que con uno solo.
La gente de Fotoruano nos consiguió un buen precio y teníamos que aprovechar la ocasión.
Haré una review en condiciones de esta cámara y cuáles son las diferencias con la Sony a9.
Además de la cámara, compré otro objetivo:
Sony 70-200 2,8, el sonyto.
¿Si el modelo de Canon era el copito, la versión de Sony será el sonyto, no?🤪
Con el Sony 70-200 y la Sony a9 en la Asturias Bike Race
Bromas aparte, este objetivo es uno de esos “must” u obligados que todo fotógrafo deportivo tiene que tener. Una vez que lo tienes, lo sueldas a la cámara y no hay quien lo separe.
Subjetivamente hablando, me parece que está incluso en rendimiento y foco por encima de sus competidores de Canon y Nikon. O a lo mejor es que el conjunto con la Sony a9 es espectacular.
Mi equipo ahora mismo está compuesto de la Sony a9 + Sony a7III + Sony 24-105 mm f/4 + Sony 70-200 f/2,8 + Canon 15 mm f/2,8 + Metabon
¿Por qué me quedo el Canon 15 mm f/2,8?
La razón principal, es que en Sony no hay una alternativa real para este objetivo. No existe ( o todavía no lo conozco) ningún ojo de pez de Sony, que me mantenga el AF y sea f/2,8. Existen adaptadores, pero eso no sirve de nada.
Sony a9 + Canon 15 mm con metabone
Así que de momento, y aprovechando que tengo el metabones, me quedo con ambos.
El día que Sony, o Sigma, o Tamron, escuchen mis plegarias y saquen un ojo de pez de f/2,8, veremos la alternativa y podremos vender este objetivo mítico, mientras tanto tengo que seguir disfrutando de él.
¿Qué hago con el equipo Canon?
¡Pues venderlo! Así que si eres Canonista y te interesa algo de la lista, mándame un mensaje privado y lo hablamos.
  • Canon 1D Mark III —– 400 €
  • Canon 16-35 mm f/2,8 IS II —- 900 €
  • Canon 70-200 mm f/2,8 IS I —- 1000 €
  • Canon 50 mm f/1,8 —- 70 €
  • Sony a6000 + 16-50mm —-  450 €

Todo viene con su caja. Objetivos con sus parasoles originales de regalo y las fundas originales.

Me encantaría que alguno de vosotros se quedara con un equipo como esté, que tantas alegrías me ha dado, y que ahora lo pudiera usar un lector de este blog. Precios negociables!
Después de contarte toda mi historia, mi equipo y lo que he pasado con ellos, me gustaría que me dejaras un comentario de como ha sido tu historia, cual es tu objetivo ideal, y lo que se te ocurra.
Recuerda pasarte por mi canal de Youtube y seguir mis aventuras por el mundo, y suscribirte!
¿Cómo congelar el movimiento en fotografía deportiva?

¿Cómo congelar el movimiento en fotografía deportiva?

Aprovechando mi viaje a la Rioja Bike Race, una de las carreras de mtb más importantes en número de inscritos del paranoma nacional, en cuanto a carreras por etapas, grabe este video en el que os cuento ¿Cómo congelar el movimiento en fotografía deportiva?

Es una de las preguntas que más se repite en mi bandeja de correo, que como sabes esta siempre abierta para ayudarte con cualquier duda que tengas sobre fotografía deportiva. Los viajes no me dejan contestar al minuto, pero siempre contesto. Aqui tienes el formulario.

Centremonos, que hemos venido a hablar de mi libro.

Congelar el moviento en fotografía deportiva

El deporte es movimiento. Una serie de movimientos ejecutados de una manera determinada que producen un resultado (esperado o no, es otra cuestón). Como casí todo en esta vida incluida, por supuesto, la fotografía deportiva.

Normalmente como fotógrafos, intentaremos congelar ese movimiento, congelar ese momento y conseguir una instantanea lo más espectacular, divertida, o con los máximos sentimientos posibles. Y muchas veces las condiciones, las situaciones o nuestra falta de conocimientos hace que no consigamos congelar el movimiento y lleguemos a casa con fotografías trepidadas o movidas que nos arruinan nuestras sesiones o eventos.

Seguro que en algun momento te ha pasado. Esa sencación de salir de un evento con miles de fotos realizadas, viendolas en la pantalla y pensando que son fotones, para descubrir delante del ordenador, que no es oro todo lo que reluce, y que alguna de las fotografías (o todas) te han salido movidas o trepidadas, porque no has sabido congelar perfectamente el movimiento, o por que te equivocastes en la elección de los valores… Una sensación desagradable que como fotógrafos deportivos siempre nos acompañara. Y quien este libre de pecado, como dijo alguien una vez, que tire la primera piedra.

Los principios para congelar una fotografía

En fotografía influyen 3 aspectos principales. La velocidad de obturación, la apertura del diafragma y la sensibilidad ISO. Esto es básico, muy básico, asi que si no sabes nada de esto, te toca estudiar. En fotografía deportiva pasa lo mismo y con esos valores son los que tenemos que trabajar.

Para congelar el movimiento necesitamos priorizar la velocidad de obturación sobre los otros 2 valores, y poner a trabajar estos valores para conseguir la velocidad de obturación que nos hayamos fijado para congelar y dejar totalmente congelada nuestra fotografía.

Cuanto más rapido sea el deporte, más velocidad de obturación necesitaremos. No es lo mismo fotografiar un coche de formula 1 en la recta de meta, que una bici de montaña en cuesta arriba. Un palo de golf cuando esta moviendose a la pelota, que un futbolista ante de rematar de cabeza…

Modos en la cámara

Para conseguirlo, tenemos que olvidarnos de los modos automáticos y saltar como mínimo al modo semiautomático de prioridad a la velocidad: donde se fija la velocidad de obturación que consideremos y el resto de valores trabajan para conseguirlo en función de la sensibilidad ISO, o si tienes puesto el modo de ISO auto, dependiendo de cuales sean los límites en los que trabaje la cámara.

O poner el modo manual, que ya sabeis que es el que más me gusta a mi y el que más uso, y controlar nosotros el resultado de la fotografía. Creo que es importante usar el modo manual y responsabilizarnos totalmente de los resultados conseguidos. Olvidarnos de los máximos posibles de automatismos y aceptar que la fotografía sale asi por nuestra culpa o nuestro acierto.

Pero siempre, decide tu lo que más se adapte a tu forma de trabajar.

Priorizando la velocidad de obturación

Para congelar una imagen necesitamos una velocidad de obturación de alta, aunque varia dependiendo del deporte al que vayamos a fotografíar. En el video estabamos en una carrera de bicis de montaña al aire libre. El primer día fije una velocidad objetivo de 1/1000s, y aprovechando que había excedente de luz, pude trabajar a valores de iso 100,200 y f/4.

Pero el segundo día estaba en un bosque, en la cima de la montaña, al principio de una bajada, y con una velocidad de 1/1600 para congelar el moviento, necesitaba subir a ISO 1600, porque si no era imposible. Es más, en un momento dado, por la tarde se metio la niebla en el encuadre, lo que hizo que necesitara subir ISO a valores de 5000 ISO, algo que no esta al alcance de todas las camaras. Por supuesto, en esta situación ya estaba trabajando a f/4, lo máximo que el objetivo me permitia abrir el diafragma. Si hubiera tenido un objetivo con una apertura de f/2,8, habria podido ahorrarme un paso de ISO y en vez de trabajar a valores de 5000, podría haber utilizado una sensibilidad de “solo” 2000.

Tener un objetivo f/2,8, aunque sea más caro, ayuda en muchos aspectos de nuestro trabajo. Nos permite el paso de más luz en nuestro sensor, lo que hace que enfoquemos más rapidamente, y normalmente, son un poco más nitidos que los equivalentes en f/4. Piensalo antes de gastarte el dinero.

Carlos Coloma en la Rioja Bike Race

¿Momento o calidad?

Imaginate que estas en un lugar donde hay poca luz, y pones una velocidad de obturación mínima que hace que tengas que abrir el diafragma al máximo y aun así no llegas. Empiezas a subir la sensibilidad ISO y te encuentras en valores inexplorados para ti. Valores de 1600, 2500, 3200… y aun así no consigues que la imagen quede perfectamente expuesta.

Sabes que no puedes bajar la velocidad (y no tienes flash). Solo te queda subir la ISO y renunciar a una calidad perfecta de la fotografía o dejar de hacer la fotografía. ¿Qué haces?

Personalmente, creo que es mejor tener la fotografía que no tenerla. Así que toca subir ISOS a los valores necesarios y sacrificar la calidad de la fotografía o cambiar de tipo de fotografía. O poner el flash, pero eso da para otro capitulo, y ya te he contado muchas cosas hoy.

Espero que te haya gustado el video, y si es así, suscribete al canal porque me quedan muchas aventuras por contarte.

Nos vemos en la próxima aventura.

 

Fotografiando mtb con la Sony a9 en la Andalucía Bike Race

Fotografiando mtb con la Sony a9 en la Andalucía Bike Race

Hace unas semanas estuve fotografiando la Andalucía Bike Race con la Sony a9 para la gente de Sportograf, una de las carreras más duras del calendario nacional que se disputa en nuestro país. Y como este año, me he propuesto hacer video blog, Vblog, de todos los eventos a los que vaya ( o casi todos, por que en alguno he fallado), hoy os comparto el video que he montado del mismo.

Fueron unos 9 días de viaje, trabajando en la Andalucía Bike Race y en el Algarve Bike Challenger, aunque en esta ultima se me olvido hacer video (lo que te decía). Al final, son muchas horas de videos, muchas horas en el campo, currando sin parar y con poco tiempo para grabar y buscar planos más interesantes. Aun así, creo que cada vez me van quedando mejor los videos de este tipo. ¿Tu que opinas?

Aunque las condiciones de la carrera no fueron tan buenas como esperábamos, ¿quien pensaría que se iba a tirar 5 días lloviendo en Cordoba y en el Algarve?, aun así la Sony a9 aguanto como una jabata las peores condiciones posibles en cuanto a lluvia y frío en las que he estado. ¿Alguien duda todavía que sea la mejor cámara deportiva del momento? Yo lo tengo claro. Al menos de momento.

Os dejo con el video, y espero que os guste

Como estoy empezando me viene muy bien que me deje en comentarios cosas que tu gustaría que te contara en los próximos videos que haga este año en los eventos a los que pueda ir, aunque en algunos de los que iré seguro que te gustan!

La semana que viene os dejare una entrada con algunas de las fotografías que salen en el video y el “como se hicieron”, de momento, espero que os guste el video de hoy.

¿Para que sirven 693 puntos de enfoque? Sony a9

¿Para que sirven 693 puntos de enfoque? Sony a9

Si conocéis la Sony a9 sabréis que es una cámara dedicada a la fotografía deportiva y de acción, con unas características técnicas que la hacen muy interesante para nosotros, los fotógrafos deportivos.

Esta semana estoy en la Andalucía Bike Race 2018, con la Sony a9 y el objetivo Sony FE 24-105 mm f/4. Esta es una de las carreras más importantes del panorama nacional, y donde los mejores bikers se preparan para la carrera referencia del calendario, la Cape Epic de Sudáfrica, y uno de esos retos que el resto de los mortales quieren hacer al menos, una vez en la vida.

Son 5 etapas en las que exprimir el equipo y la cabeza para pensar cada día como conseguir las mejores fotografías posibles y diferentes, con varias cámaras cada uno (esto es lo cuento próximos capítulos).

En uno de estos momentos de lucidez, se me ocurrió intentar algo diferente, algo que no hubiera hecho hasta ahora, diferente y probando las posibilidades de una Sony a9.

693 puntos de enfoque.

¿Para que sirven tantos puntos de enfoque, si acabas currando con el central o con los puntos que sitúan más o menos al motivo en alguno de los tercios? Pues sirven para cuando quieras utilizarlos, poder hacerlo. Sirven para el día en el que te da la ventolera y quieres probar el AF de la cámara más rápida del mercado.

En la fotografía de hoy, te muestro una fotografía deportiva, que fue realizado directamente en jpeg en la cámara y que no tiene recorte. Ni reencuadre. Solo le he aplicado un poco de edición, para dejarla oscura como a mi me gusta. Pero sobre todo, no tiene ningun recorte. El ciclista esta perfectamente enfocado, gracias a poder poner uno de los puntos en ese lugar del cuadro.

¿Cuantas cámaras te ofrecen esto?

693 puntos de enfoque de la Sony a9, photo by Juan Jose Pestaña, doblejotafotografia.com

Un unico punto de enfoque, en la esquina de la fotografía, por donde pasa por casualidad, un ciclista haciendo su carrera, que no sabe que estoy allí ni he hablado previamente con él para hacer la foto. Capturar el momento en el sitio donde quieres estar, sin tener que recortar, ni reencuadrar después en el ordenador.

Simplemente, gracias a tener 693 puntos de enfoque en la Sony a9 y componer con una idea en la cabeza.

Por fotografías como esta, necesito la rapidez y la calidad de foco de una Sony a9 que no me da ninguna otra marca actualmente.

¿Se puede hacer lo mismo con otras cámaras? Bueno, podrías dejar enfocado a ese punto, y después reencuadrar con la cámara. Tirar de hiperfocal, algo complicado, porque no estaba en medio del bosque, pero puede ser otra opción. Siempre te quedaría recortar en el ordenador y creerte que has conseguido la misma fotografía. Pero no es lo mismo, y lo sabes.

Seguimos de aventura!

Fotografiando la Bassella Race 1

Fotografiando la Bassella Race 1

Hace 2 semanas os contaba que me iba de viaje a repetir una carrera en la que ya estuve el año pasado, la Bassella Race 1, en la que ya saque fotos de lo más interesantes. Como este año me he propuesto hacer videos de cada una de las aventuras en las que me vea inmerso, acabo de colgar en Youtube el video de esta aventura.

Una aventura con un montón de kilómetros en coche, kilos de polvo y barro, y sobre todo, mucho olor a gasolina.

Además esta ha sido la prueba de fuego para la Sony a9 y el Sony FE 24-105 que adquirí a finales del año pasado, y puedo decir, sin temor a equivocarme que estamos ante un camarón muy bueno, que me va a dar muchas alegrías estos años. Y si no, al tiempo…

Además, he estado utilizando el Elinchrom Ranger Quadra y la antorcha HS que le da un toque muy potente a las fotografías, compruébalo en el video.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies