Quiero compartiros una experiencia real. Una experiencia que me ha pasado y que creo que os puede ayudar, ahora o en el futuro. La vida es como un viaje, nunca sabemos cuando nos puede pasar.

Juan José Pestaña Torrente

 

No es una guía, aunque se puede tomar como si lo fuera. No es un ejercicio, aunque creo que seria muy bueno para ti que lo pusieras en practica. Es mi experiencia, lo que yo he hecho, paso a paso. Me voy a olvidar completamente del SEO, las keywords y todo ese rollo markitiano y te voy a contar lo que siento, espero que los más técnicos puedan perdonarme.

Te pongo en situación:

Llevaba tiempo sin salir a hacer fotos. Había caído en una rutina fotográfica de esas que parece que nunca sales. Siempre que iba a un trabajo, hacia las mismas fotos. Esas especialmente dedicadas a la venta. Con las que sabes que vas a hincharte a vender. Si, de esas que al final son sota, caballo y rey. Sin más. Había llegado a asquearme.

Llevaba tiempo sin coger la cámara, sin editar ninguna foto más que las de trabajo. Necesitaba un cambio. Necesitaba ir a una carrera a buscar “la foto”, o al menos, “mi foto”.

Y con ello me planto en un fin de semana que se presentaba tranquilo, sin trabajo, de esos que te permiten descansar en casa. Lo típico de un sábado, quedar con los amigos por la noche, ir a cenar y acabar arreglando el mundo hasta las tantas. Lo normal, ¿verdad?

El domingo hubiera sido para quedarse en la cama durmiendo. Pero sabia que había un triatlón potente a 100 km de casa y algo en mi interior empezó a resonar.

Así que ese día me levante a las 7 de la mañana, durmiendo unas miseras 4 horas que me supieron a poco, pero estaba decidido. Me iba a hacer fotos a un triatlón. Sin más. Sin saber casi ni de donde salían, sin saber a que hora salían. Corría un amigo, habría que ir a verlo, fue la primera excusa para levantarme de la cama.

Desayunar, coger la mochila con el equipo, con todo(pero todo) lo que entraba, y salir a la calle. El coche, y hacia allí.

  • ¿El objetivo? Fotografías de triatlón. Fácil y sencillo.
  • ¿Donde haría las fotos? Ni idea. Ya buscaría una localización interesante.
  • ¿Qué fotografías haría? Lo que fuera. Total, nadie tendría por que verlas nunca.
  • ¿Presiones? Ninguna.

Sabia que era un triatlón largo, de muchos kilometros en bici, así que me fui directamente a ese sector de la prueba. Como iba con tiempo, pude llegar hasta donde quería para buscar una localización interesante.

Juan José Pestaña Torrente

Un vez encontrada, me surgió una duda, ¿qué fotos iba ha hacer? He de reconocer que por un momento me salió la vena comercial y pensé en hacer las fotos que sabia que se vendería bien en la agencia. Pero resiste la tentación. Y me dedique ha hacer lo que me dio la gana. Total, esas fotos no las iba a ver nadie. Nadie sabría que había estado allí (salvo mi chica).

Puse ese objetivo que nunca ponía, el flash en la cámara(horror), el flash fuera de cámara, con 2 flashes por control remoto, lejos, cerca, más cerca, en medio de la carretera, en medio del bosque, en el suelo, subido en un árbol, desenfocando, moviendo el objetivo… Lo importante no era conseguir la foto perfecta o la portada de la revista de turno, lo importante era fotografiar. 

Hacer fotografías. 

 

Fracasar, equivocarme, acertar… lo importante, lo más importante, por lo que había dormido 4horas, por lo que había conducido 100km, por lo que estaba allí…. era, simplemente, por DISFRUTAR.

Disfrutar haciendo fotos. Disfrutar de lo que más me gusta. Divertirme con una cámara en las manos. Jugar a ser fotógrafo.

El resultado, las fotos que has visto son una parte, hay muchas más muertas en el ordenador (alguna más pondré en el futuro). Pero sobre todo me llevo, la experiencia de ese día que tanto necesitaba.

Si alguna vez te ves en esta situación, te recomiendo que emules, a tu manera, lo que yo te cuento. Que te olvides de todo, de la nitidez, del foco, de lo bueno y de lo malo, de las reglas de la composicion, del ruido… y simplemente, cojas tu cámara de fotos y salgas a disfrutar de la fotografía. A jugar, a divertirte. 

Espero que te haya ayudado, si ahora no estas pasando por ese momento, aprovéchalo. Si algún día te ocurre, aquí tienes mi experiencia.

PD: la foto del colega (la excusa), que es un titan, el señor Mr. Wolf:

motos en la carretera

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies