Para un fotógrafo deportivo o de eventos es normal tirar a ráfaga, que para algo nuestras cámaras están preparadas con 12 fps o más en algunos modelos superiores. Pero ¿siempre es así?

No. Rotundamente no. Para ser un buen fotógrafo deportivo tienes que ser capaz de captar el momento justo en una sola toma. Sin ráfaga. Unica y exclusivamente esperando a que la imagen suceda y justo antes de que pase, en esa fracción de segundo, apretar el botón. Una vez. Clack. Foto hecha. A por otra.Fotografía deportiva en estado puro.

Es complicado, muy complicado. Y tienes que ser capaz de intuir ese movimiento que esperas antes de que suceda. Por eso, uno de los consejos que os dará cualquier fotografo deportivo, para hacer fotografía deportiva, es que conozcáis el deporte al que vais a fotografiar. Tienes que intuir (porque todo puede cambiar en un segundo) lo que va a pasar de antemano. Colocarte donde crees que va a quedar la mejor foto, y esperar… Esperar a que suceda aquello que estabas esperando. Y ser capaz de hacer aquello que ibas a hacer.

Hace poco, un amigo fotógrafo me dijo que le asombraba la capacidad que tenia para conseguir la foto en una sola toma, sin tirar de ráfaga. Bueno pues hoy le dedicado a Paco Ortega, la fotografía deportiva que os muestro. Una foto captada sin ráfaga, en la que intuía que pasaría esta acción…me coloque…espere…y “la caze”.

Vuelta Ciclista internacional a Madrid   Creo que tiene mucha fuerza, porque se intuye perfectamente que va haber un movimiento después de la foto aunque este todo congelado y nítido. ¿A ti que te parece?

 

PD: Aun así, una buena ráfaga ayuda mucho para conseguir la mejor toma. Pero eso lo dejamos para otro día.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies