Mañana es el día de Reyes, y aunque tenia preparado un post del miércoles (normalmente los voy preparando a lo largo de la semana), he pensado en cambiarlo en el último momento.

Por ello, mañana no hay post del miércoles.

Por que mañana no es un día normal, no es un miércoles cualquiera. Mañana no deberías estar leyendo esto, deberías estar disfrutando de los momentos únicos de la familia que se reúne, de la ilusión de los niños cuando abran sus paquetes. De esos pequeños que todavía creen, con mucha ilusion, con ese sentimiento que solo un niño puede tener, en los Reyes Magos. ¿Te acuerdas cuando tu estabas en su situación? Era un momento mágico, haz que mañana también lo sea.

Reyes Magos

¿Hacer o no hacer fotos?

Lo se, estas pensando en que eres fotógrafo, tienes que hacer las fotografías de la familia, todo el mundo espera que lo hagas, pero mañana es diferente, incluso para ti, incluso si no te ha cae nada, mañana es el día de los Reyes Magos.

Te propongo una cosa, solo para mañana, sin que sirva de precedente ni que se haga habitual. Sin que se lo cuentes a nadie, sin que nadie se entere. El jueves volverás a la normalidad y serás un gran fotógrafo.

Mañana busca tu cámara, pon un objetivo normal, un 24-70 o lo más parecido que tengas(p.j. 18-55). Guarda el resto en el fondo del armario. Cuélgatela en el cuello, pero no puedes acercártela a la cara, ni siquiera levantarla para ponerla a tu altura de ojos. No dispares a través del visor, ni el LievWiev. No mires a la cámara. Ella no es lo importante mañana. Tu premisa para mañana sera:

No te pierdas nada de lo que este pasando, no volverá a pasar. 

((Recuérdalo, y cuando caigas en las redes del buen fotógrafo que llevas dentro de ti, repite la frase y olvídate de la cámara y la fotografía))

Intenta hacer las fotografías sin que nadie te vea que las estas haciendo. ROMPE las reglas. Dispara en modo P o en modo AV, Tv quizás, o quien sabe, incluso en Auto sin flash. Incluso hazlas con el móvil. Pero que no se note, y sobre todo, que no te pierdas nada de lo que pase delante de ti. No revises las fotos en la pantalla, no importa como salgan.

Intenta captar la esencia de este día:

  • Como los más pequeños de la casa abren sus regalos.
  • Como los más mayores reciben aquellos que no se esperaban.
  • Lagrimas de emoción.
  • Ilusión.
  • Abrazos.
  • Besos.
  • Caras de sorpresa.
  • Reencuentros.
  • Caras de agradecimiento.
  • Alegría.
  • Saltos de alegría.
  • ¡Un palo! 😉

Pero ante todo, olvídate del Whatsapp, Facebook, Twitter, instagram, y el resto de aplicaciones móviles que no te aportan nada y que solo te quitaran tiempo de estar con los tuyos. Solo acepto que mires el smartphone para ver que tu gente esten llegando bien a tu casa o parecido. Mañana no hace falta que seas social, ni que nos cuentes nada en las redes, nosotros tampoco las veremos ni te contaremos nada. Recuerda:

No te pierdas nada de lo que este pasando, no volverá a pasar. 

Recobremos aquellos tiempos en los que hasta que no volvías al cole no le contabas a nadie lo que habías echo en vacaciones, pero en cambio disfrutabas mucho más de la familia y de ti mismo. Disfruta de tus regalos, sino han sido como los que te propuse antes de navidad, ya lo serán. Hasta el día 7 no mires las redes sociales, dedícaselo a tu familia. Dedícatelo a ti mismo.

Por eso, por esto, mañana no hay post del miércoles.

Disfruta.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies