De nuevo de viaje, esta vez os escribo desde la Spartan Race de Maggiore, muy cerca de la ciudad de Milan en Italia. Nos hemos venido hasta aquí para cubrir esta carrera de obstáculos, y aprovechar y responder alguna de las cuestiones que algunos de vosotros, me habéis planteado a través de Instagram.

¿Todavía no me sigues en esta red social? La verdad es que es la red social que más me gusta últimamente ya que es la que más interacción me permite tener con vosotros. Es por ello que te invito a seguirme, ya sea a través de este link, o buscando mi usuario: @doblejotafotografia.

Muchas veces antes de un evento pongo los famosos cuestionarios y me encanta cuando vosotros me mandáis preguntas desde ahí. Es verdad que normalmente las respondo directamente desde la aplicación, pero en esta ocasión las use para el argumento de este video.

Spartan Race de Maggiore

En esta ocasión, me tocaba estar en un puesto fijo, realizando fotografías a todos los participantes de la prueba. En el obstáculo del «Alambre de espino». Una sección donde los participantes tienen que pasar a rastras, o haciendo la croqueta, ya que hay un alambre de espino a no mas de 40 cm del suelo (aproximadamente).

Este es un puesto donde normalmente puedes hacer muchas fotografías a cada participante porque es un sitio relativamente largo y donde vienen relativamente despacio, aunque siempre hay verdaderos velocistas.

Preguntas y respuestas

Agradecer a todos y cada uno de los que me mandaron sus preguntas, ya que eso me dio el argumento para este vlog que hice en mitad de la prueba. Sé que no es el mejor lugar, pero es donde trabajo, es lo que hay.

Veamos las preguntas que me mandaron:

La verdad es que me siento un privilegiado por tener el trabajo que tengo y por poder realizar los eventos que realizo. Y por poder vivir solo de la fotografía deportiva, que siempre ha sido mi sueño. Pero es verdad que este trabajo tiene sus cosas malas, ya que desde febrero a casi Noviembre, me paso fuera casi todos los fin de semana, cuando no se añaden los miércoles, jueves y viernes. Y lo peor es que pocas veces me da tiempo a ver nada en los viajes, la excepción es cuando veo algo, como en Paris.

Aun así, me encantan los evento y siempre ando buscando a cuál ir, cuando me queda un fin de semana libre, jeje.

Siempre hubo clases, y por desgracia no ha llegado mi turno para ir a Sudáfrica. Pero bueno, el año pasado estuve en Australia cubriendo el Ultra Trail de Australia y este año me esperan algunos viajecitos la mar de interesantes, ya os ire contando.

Tengo una entrada que te va a venir muy bien para esto, el manual de la cámara. Dale una vuelta que seguro que te viene bien, jajaja.

Uno de los cracks de la fotografía nocturna, si os gusta esta modalidad os recomiendo que le sigas, tanto a él como a Alvaro Coleto, que además van a estar este año, dando una de las ponencias del Inight. Llevo años diciendo que se merecían estar ahi, y al final el tiempo me ha dado la razón.

Y como es un hombre mayor, siempre preocupado de que me alimente bien, así que de ahí su pregunta, que tiene fácil solución. En Italia se come o pasta o pizza, no hay más dónde elegir.

Los que me conocéis sabéis que normalmente no protejo la cámara, a no ser que llueva mucho o estemos en un sitio con mucho barro. En esos casos, lo mejor y más barato es poner una bolsa de fruta del supermercado y hacerle un agujero por donde pasar el objetivo, pegarla al parasol con cinta americana y a volar. Mucho mejor que cualquier funda profesional que conozca (a lo mejor me falta conocer alguna)

En este caso, no como en la Spartan de Mallorca en el que estaba trabajando de fotógrafo de branding, tengo que estar en un punto durante todo el evento. Y es verdad que puedo moverme y buscar diferentes ángulos para las fotografías pero al final, tengo que estar en el mismo obstáculo todo el día.

Normalmente en fotografía deportiva, y con mirrorless, se trabaja siempre en enfoque continuo. Es el mejor modo y así aprovechamos todo el potencial de la cámara.

En este evento estuve trabajando con el punto central, o con la zona, puesta más o menos por el centro, con el enfoque al ojo activado.

Si lo resumimos mucho, y ya sabes que yo soy de resumirlo mucho, es tan fácil como coger un avión y un par de paseos de coche, jejeje.

Pero como os he dicho muchas veces, al final se tratar de perseguir tus sueños y trabajar por ellos, pero no es una carrera de velocidad, es una carrera de fondo, donde hay subidas y bajadas y hay que aguantar el tirón para conseguir los objetivos.

Tiempo, todo se reduce a tiempo.

En este caso, no he usado barreras, ya que al ser un puesto muy amplio no es fácil conseguir una foto para cada uno en un camino como este de 4 metros de ancho. Las barreras son mejor para carreras de bici o de trail donde pasen de uno en uno.

Para deporte, siempre (o casi) priorizamos velocidad, valores de 1/1200s o 1/1600s, f/2,8 para desenfocar el fondo y que sean fotografías lo más individuales posibles e ISO automático. No me gusta mucho trabajar con ISO automático, salvo en un día como este en el que el cielo no va a cambiar y sé que se va a mantener estable sin hacerme cosas raras.

Además disparando en Jpeg directamente en la cámara, así que la fotografía tiene que quedar perfectamente expuesta desde la cámara.

Fin del día y vuelta a casa

Al final salieron más de 9.000 fotografías y un trabajo de casi 12 horas sin parar, pero es lo que me gusta. Así que seguiremos haciendo esto, y espero que contándolo para todos aquellos que os guste veniros conmigo de viaje.

Muchas gracias por estar ahí, os dejo con algunas de las fotografías que tome ese día:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies