Recientemente tuve una conversación con una compañera de profesión, que quiere, después de 20 años, reciclarse. Ella es periodista y se ha dedicado toda la vida al fotoperiodismo y a la fotografía de eventos sociales, lo que viene siendo la BBC. Mientras hablaba con ella me surgió la duda, ¿Quién se ha cargado el sector de la fotografía?

Siempre se habla de que los nuevos fotógrafos somos los culpables, de que ahora pocos se sacan el curso de FP para ser fotógrafo y que cualquiera puede hacer lo que hacen, por 300 € hay una cámara en el super de turno que te compras y haces de todo… Pero, empecemos por el principio de la historia.

Quien se ha cargado el sector de la fotografía

La foto no es mía pero necesitaba una imagen acorde…

¿Quién se ha cargado el sector de fotografía? La conversación.

Antes de empezar, dejar claro que todo lo escrito hoy en esta entrada, es una reflexión personal (como todos los post escritos en esta web, por si alguien no se ha dado cuenta) basado en una conversación de bar, sin muchas pretensiones, pero de las que te dejan pensando en ello varios días.

La compañera de cuyo nombre no quiero acordarme, me contaba como hace años, los fotoperiodistas ganaban dinero con sus reportajes, donde el fotógrafo que trabajaba para un medio podía sacarse un sueldo decente, y cómo se ayudaban entre ellos en caso de necesitarlo por si a alguno le faltaba o no alguna foto. Se movía dinero en el sector español, no como sucede ahora. Sin embargo, en EEUU pagan por los reportajes. ¿Me pregunto cual será la diferencia entre ellos y nosotros?

Esta compañera hablaba de lo que fue antes la fotografía, de que antes todo era mejor, más fácil o más difícil pero que al final, la gente tenía claro quiénes eran los fotógrafos de verdad y quiénes no. Esos que “medían la luz con el fotómetro”, algo que ahora nadie usa, y por ello las empresas que comercializaban estos fotómetros deben estar chapando por ello, en vez de sacar nuevos modelos cada “x” tiempo. 

Comentarios clasistas como “que otros tiempos siempre fueron mejores, y no como ahora”, “que los jóvenes nos hemos cargado el sector de la fotografía”…. ¿Qué falla?

Además, esta compañera comentaba que el trabajo que se hacía antes era mucho mejor que el que se hace ahora. Reconozco que antes se hacían trabajos increíbles con los materiales y la tecnología que tenían, que por una parte era hasta más complicado, pero cuidado, las cosas cambian y ahora mismo hay fotones en la red que superan con creces no sólo que lo he se hizo hace ya unos años, sino lo que se ha hecho hace meses.

Diferentes tipos de arte, y un público diferente para cada uno.

La conversación siguió, pero…

¿Quién revento el sector?

Ella misma contaba como después de ser una gran periodista de medios nacionales e incluso de ocupar puestos directivos, antes del año 2000 (en el año 1999 se empieza a vender la Nikon D1, que “cambio” el sector profesional), empezó a haber fotógrafos que bajaban los precios, e incluso regalaban sus fotografías de algún evento para conseguir salir en uno u otro medio. Y eso que todavía se medía la luz con fotómetro…

Sólo con que sus fotos salieran en un medio, firmadas en pequeñito, ya les valía a muchos de ellos. Esta es una táctica que muchos siguen desarrollando todavía.

La conversación ( o charla, ya que yo solo afirmaba incrédulo) siguió ahora por el sector de la BBC (unos años después, cuando las fotografías se entregaban en CDs). Un sector que según ella en ese momento ya estaba en auge. Ella ofrecía las fotografías regalando el CD, y tirando los precios a 300 € por boda completa. Desde los preparativos al convite. Eso lo hacía alguien que se consideraba una gran fotógrafa y que además creía que su trabajo era mejor que el de los demás.

Que todo puede ser…. pero yo seguía incrédulo con sus declaraciones.

Su conclusión

Al final, para ella, el problema del sector venía por la inclusión del digital, ya no se medía la luz como antes, la gente puede hacer fotos por 300 € con una cámara réflex, y además los jóvenes habíamos tirado los precios…(cobrar 300€ por una boda, debe ser un lujo).

Mi conclusión

El sector no está destrozado por los avances tecnológicos ni por los cambios de las técnicas, ni por lo jóvenes que intentan (o intentamos) salir adelante. El sector de la fotografía está reventado por los fotógrafos mediocres, que no se actualizan ni reciclan constantemente, y que no son capaces de seguir investigando y creando arte mejor cada año.

No se trata de vender a cualquier precio, se trata de apostar por la calidad y la excelencia de un trabajo bien hecho y bien entregado. Hagamos que nuestro trabajo y nuestro tiempo valga oro. Es duro, pero merece la pena, aunque te digan que no muchas veces, es el único camino posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies